viernes, 23 de julio de 2010

El 11:11


Un 11:11 que anuncia hechos irreversibles como si de repente se pararan las manecillas del reloj alarma en un punto de la esfera y la gente tuviera que oir la diana.

Al fin le llegó el 11:11 a Chávez Frías y su Gobierno. Era hora.


Sólo un cruzado hubiera podido hacérselo saber a un bandolero.


La Frecuencia o el Portal 11:11 apareció ayer noche en el reloj digital y luminoso de mi cuarto y supe inmediatamente que se trataba de un anuncio importante y relacionado.


El número 11 ya aparece en 1963 en un recuadro en mi primer librito, Violeta Siete. Me ha signado una y otra vez.


Venezuela y la Humanidad están requeteprotegidas contra viento y marea, sismos y erupciones volcánicas, lluvias de meteoritos y básculas geomagnéticas y geofísicas, abruptas alteraciones polares y ecuatoriales, amén de gobiernos decrépitos y tiranías cínicas y malévolas donde ganan los hipócritas y los falsos profetas que sólo saben vampirizar hasta cierto punto si se cuidan de NO sobepasar este punto mortal. Om Mani Padme Hum.


Vendrán Tiempos Mejores y Buenas Cosechas cuando aprendamos a vivir de un modo más civilizado, honorable y lúcido.

P.S. Será una década (2011-2020) bastante delicada y mientras Neptuno, que vive de lotos dorados, azules, rosas, blancos flotando en el agua, así lo demuestre y pueda Claude Monet pintarlos con gran maestría desde su trono en el Empíreo para que los terrícolas no se sientan tan abandonados. Creo que en esencia eso fue lo que mi papá halló a su agrado y quedó sorprendido cuando soñé con él esta madrugada del sábado 21 de abril de 2012 al tiempo que yo preparaba en Samambaia y Las Tres Marías a mis compañeros y compañeras de ruta que debieran tener por norte a la flor de lis como la tuvieron los scouts de gas que vinieron millones de años atrás desde Orión, Can Mayor y Ursa Mayor (entre otros aventureros espaciales) a sembrar el petróleo verde, como hubiera dicho mi tío Arturo Uslar Pietri, quien ya ha debido reencarnar para ayudar de nuevo esta patria nuestra a iluminarse y ser sancta sanctorum y pan de comino, ajonjolí, centeno, cebada, maíz, trigo y avena.


-Ansolrâ

3 comentarios:

Anónimo dijo...

En el cielo conocí a quien conocemos como Osiris,con un aspecto idéntico y perfecto,como el que en su tiempo dibujaron tumbado.
Nunca se dejó sacar a pasear fuera de mi cámara digital.Ni él,ni el dragón de cara dulce,ni el escorpión-cangrejo-escarabajo , ni el perro ni el gato pequeño y tampoco el grande.
Un singular pene fotografié, con un flash igual al que utilicé para todas las imágenes ; que compartí con el padre de mi hija (extraño trío). Lo que le sigue a esta locura,tan real como la luz que estoy viendo,es otra locura todavía más psicotrópica,tan real o más que la precedente. Aunque,por mi bien,ésto ya forma parte de la historia del septiembre del 2009 hasta estos días y noches de verano.
Ahora todo es pura magia en mi mente y mi cuerpo,que intento sobrellevar en paralelo a la vida cotidiana que llevaba anteriormente,la que va cambiando y la que escojo.(Algo que procuro naturalizar todo lo que sé , si el corazón me lo permite,por increíble que parezca).
Gracias,gracias,gracias.
Todo mi amor incondicional a quien ha sido el único en sentir todo mientras sucedía,mucho más apasionado que quien físicamente pudo compartir toda esta historia junto a mí.Los géminis tienen esta inseguridad, que se transmite por su ambigüedad.Ay de mí.
Joder,y ahora a hacer de mi capa un sayo.
T.k mucho.

Federikaboulton@mac.com dijo...

Amén. Asi sea.

Fifi

Anónimo dijo...

Eso siempre es y será , pues en tu mano está. T.K Hermana mía.