viernes, 13 de diciembre de 2013

Esperanza 2014

-->
Mientras haya un dejo de esperanza es posible cambiar y corregir nuestra fortuna y destino

Faraón Esperanza del Apocalipsis para multitudes compuestas por 37.432.987,55 de almas descompuestas. Obra del Autor. Caracas. 2013.

Somos apéndices del universo natural circundante que nos abraza y sostiene hasta lo inimaginable. Estamos hechos de polvo cósmico de infinitas texturas, figuras y combinaciones con inconmensurables potencialidades y con el tiempo, cuando lo decida nuestro melenudo Hacedor de la Eternidad sin Remiendos, regresamos al Origen omnisciente, todopoderoso y fantástico en forma de polvo cósmico milimétrico y variado, sin imperfecciones de ninguna naturaleza. Esta secuencia formidable se realiza sin que nos demos cuenta y sin que lo sepamos a ciencia cierta muchísimas millones de veces en una u otra de las tantas moradas filosofales de nuestro Padre-Madre de Luz Cósmica regadas a todo lo largo y ancho del Cielo. Esta forma de vida no debe ser motivo para desesperarse, acongojarse, preocuparse o romperse los sesos. No es un castigo, como en el mito de Sileno, ni un crucigrama, rompecabezas o acertijo. Quizás sea un misterio insoluble, un enigma, un así y punto. Mientras, hay que despertar, estar claros y conscientes de cada paso que se da, brillar, ser buenos y altruistas, honrar a nuestros progenitores, amarnos los unos a los otros, atender a los que nos necesitan y dar gracias, muchas gracias, porque después de todo al estar vivos y vivas se ven las creaciones de la Divinidad así como las nuestras aunque infinitamente más chicas que las de Dios pero no menos hermosas y curiosas. A fin de cuentas, somos uno, el UNO. Entonces, ¿cuál es el apuro? Si vamos a vivir trillones de veces, como esponja de mar, pez, alga, vaca, camisa, rastrillo, peineta, bala, zafiro, rosa, tejo, corazón de almíbar y estrella, por dar unos pocos ejemplos, bien vale la pena devenir ser humano. Lo importante y digno de recordar es que Dios nada a gusto en nosotros y nosotras y al revés, nadamos entre cielos y podemos entretenernos sin que tengamos que matarnos unos a otros, si usamos la cabeza para pensar y existir. Así fue que supe que somos parte del Orgasmo de Dios. Algo sumamente placentero y maravilloso que debiera satisfacernos y simplificarnos. Que cada quien elija y no se arrepienta. Mas, si enmienda su camino y se mueve con sinceridad, el Santo Ser de la Iluminación y la Piedad lo abrazará y bendecirá y hasta le dará un aventón. Ahora bien, un sabio o un maestro no puede abrazarse con un tirano, un desquiciado mental, un asesino, como hizo Mandela con Castro y Gaddafi que tanto mal le hicieron a sus pueblos. Para amansar a los predadores hay que quitarles su veneno, desarticular su peligrosidad, llamarles la atención, para que rectifiquen, no aplaudir sus fechorías, ensalzarlos y apoyarlos. O se está con la Luz o no se está ya que los déspotas y dictadores no trabajan sino para el Mal. OM.

Durante años, hasta que cambié de óptica en el transcurso de los años 2009-2010, pensé que nos estábamos aproximando a un desenlace fatal, irreversible, a la vuelta de la esquina, del que no habría escapatoria para la Humanidad y la Tierra. Pero felizmente varié radicalmente mi visión y análisis de la compleja, turbia e incierta situación que nos embarga individual y colectivamente cada vez más. No obstante, creo que los años 2016-2017 pueden traernos algunas sorpresas mayúsculas y habrá que esperar a que termine la presente década 2011-2020 para hacer una evaluación profunda, objetiva y certera del curso que estará tomando nuestro pequeño, inseguro, turbulento mundo, necesitado de ajustes y convenios en todos los campos de la sociedad y el ecosistema planetario. Varias veces he advertido de los peligros que nos acechan mientras el planeta Neptuno recorra la mitad de Aquarius y se codee con las constelaciones de Eridanus y Piscis, donde nadan hasta el 2036 ballenas y el inmenso monstruo Cetus, por simbolizar Neptuno la fusión, el derretimiento, la licuefacción, la disolución de masas, tanto biofísicas, geofísicas, acuamarinas como ideológicas, espirituales, religiosas, sociales, del socialismo, cooperativismo, comunalismo, vanguardia, cristología, deísmo, papado (Petrus Romanus).

Asimismo, será sólo entre 2039-2040 que el planeta Plutón ingrese a la constelación de Aquarius y hasta tanto recorra los cielos de Sagittarius y Capricornus dejará mucho que hablar; por otro lado, habrá que esperar a que Baco o Transplutón deje Leo donde se magnifican las condiciones extremas y se acrecienta el poder del Sol. Nuestro orden político-social-geofísico no se aquietará meteorológica, climática, astrofísicamente y por lo tanto estaremos sujetos a vaivenes y estremecimientos causados por el rápido sobrecalentamiento de las aguas marinas y zonas polares, con tempestades eléctricas y magnéticas, vientos huracanados, ciclones, tifones, y seguro que sismos, marejadas y otras anomalías telúricas y acuáticas. No se puede parar por completo el avance de los grandes cambios en la Tierra que obedecen a ciclos y subciclos en marcha hace mucho tiempo y son perentorios. "Soy el que soy. El Eterno. El Inconmensurable. La Luz. El Uno.", dice la Revelación del Gran Cambio para la Tierra, que yo estimo comenzó a definirse y destacarse a fines de 2013 y se propagará paulatina y violentamente en 2014. Por razones que estoy sabiendo hoy el fenómeno del Relámpago del Catatumbo, en la cuenca del lago de Maracaibo, particularmente en su zona sur y central, está directamente relacionado con esta fantástica impresión y descarga de luz y ozono que electrizarán a Venezuela y de paso a la Tierra.

Pero lo cierto es que, a pesar de los peligros, la incertidumbre y las contradiccciones suscitadas en todos los órdenes la palabra ESPERANZA sonará y repercutirá cada vez más al menos en determinados círculos espirituales y sociales de vanguardia. Eso es porque la Humanidad está siendo ayudada de mil y una formas por la extraterrestre Alianza Interdimensional decidida a apoyar cuanto plan de rescate haya para que la presente Humanidad de Gaia pueda redimirse y salvarse no sólo de perecer en medio de grandes dolores y sufrimientos sino progresar hacia la luz y el conocimiento cósmico. Por supuesto que este avance mental, espiritual y material tomará su tiempo ya que la mayor parte de las naciones y poblaciones todavía viven en condiciones deplorables y miserables y los más crecidos y adelantados siguen atados a códigos de guerra, sectarismos e ideologías anacrónicas o desfasadas. Por un lado, países BRICS con mucha población, como China, India, Brasil, están cayendo precisamente en los mismos errores y laberintos que empantanaron, diezmaron y dividieron en su momento a Europa y Norteamérica; y, por otro lado, Corea del Sur, Japón, Taiwán, Singapur, etc, deseosos de materializarse a ultranza no atinan a ver que la política debe enmarcarse con parámetros nuevos. A nivel planetario no ha habido un crecimiento balanceado, rítmico, armónico, sopesado, donde impere la razón, la intuición, la imaginación y la inspiración, que facilite y permita que cuando las naciones se industrializan o alcanzan un derroche de fortuna y confort tecnológico y material, como los países petroleros del Medio Oriente, no se vuelvan prisioneros de su dinero y sus ocios. Si las naciones no entienden que es necesario un equilibrio así como una sabia administración a corto, mediano y largo plazos de sus recursos naturales, renovables o no, y su comercio o intercambio de valores, bienes y tesoros, tarde o temprano los castillos en el aire que construyeron se caerán al suelo como naipes o se esfumarán en el desierto porque nada verdaderamente sólido los mantiene a flote y asegura. Es necesario que se entienda bien que, al igual que una pila eléctrica, hay que tocar tierra y poner también las manos en contacto con el aire, el éter, el Firmamento. El ejemplo del Hombre de Vitruvio es elocuente y puede ser analizado como si se tratara de un mapa telemétrico y modelo interespacial. Las medidas del cuerpo pueden valorarse para futuras exploraciones astrofísicas pero también para saber cuáles son y podrían ser nuestras relaciones con los planos y campos cósmicos y cómo podemos elevarnos dimensional e interdimensionalmente cuando la Humanidad entre de lleno en contacto con civilizaciones celestes afines y simpáticas. Abajo muestro cuatro variantes del "Sol Alado de Venezuela", un petroglifo hallado en Guayana, que comencé a rediseñar hacia 1998 para mi obra inédita, Aurora, la Nueva Sión de Venezuela, que acabé realizando en 2001, y forma parte de Los 7 Cuadernos del Sol.  Al menos para mí queda muy claro que la gente de la Tierra no podrá subir de categoría sin la ayuda desinteresada de los Maestros y las Maestras de Arriba ya que hasta la fecha han demostrado repetidamente ser incapaces de resolver sus diferencias y contradicciones y ceñirse a un sistema de vida cónsono con lo que gurúes e instructores les han legado una y otra vez a lo largo de la Historia. Es lamentable que en el Tercer Mundo sigan armándose hasta los dientes mientras millones de personas pasan hambre y sed, no tienen una vivienda digna, un techo para guarecerse.

Variaciones del "Sol Alado de Venezuela".

Obras del Autor. Caracas. 1998-2011.




Solamente mediante un uso adecuado y apropiado de los recursos humanos y naturales, una vida sustentada en la paz, la creatividad, la educación, la cultura, el intercambio en todos los sentidos, y la religión o profundización de lo que nos une en esencia y acerca a la Divinidad podrán las gentes de la Tierra alcanzar un alto grado de civilización, sanidad mental y psicofísica, ahora más globalizada que nunca; pero también más vulnerable que nunca a los parásitos, las larvas, las bacterias, los virus y los microbios. Igualmente, a menos que la población sea regularizada y no siga creciendo al ritmo que tiene ahora la lucha por la supervivencia puede llegar a ser un bumerán que tirará al cesto de la basura todo el avance técnico y tecnológico alcanzado hasta ahora. Si no se controlan ciertos límites peligrosos, no será posible que nos volvamos una Humanidad feliz, autosuficiente, próspera y culta. No seremos la primera raza en ser devorada por los elementos en pugna y fuera de control porque hay que entender que la Tierra siente lo que nos hacemos unos a otros y lo que le causamos a la misma Tierra. No hay forma de separar al humano de su medio ambiente, que nunca es pasivo del todo, y reacciona de un modo u otro a veces con inusitada violencia, furia y peligrosidad. Nos creemos muy superiores a cuanto nos rodea y no nos damos cuenta de cuán abusadoras y estúpidas pueden ser nuestras actitudes, ideas, pensamientos, planes y acciones. Creemos erróneamente que los objetos, las cosas, nuestras casas y ciudades, el mismo aire o el agua no respiran, no observan, no tienen corazón y ser. Burda equivocación. Todo vive, es receptivo, sabe cuanto hacemos, ideamos y creamos y por consiguiente hace falta que nos mentalicemos más, positivamente por supuesto, nos iluminemos y espiritualicemos más, para que comprendamos cuán urgente y necesario es que nos pongamos en sintonía con los elementos visibles e invisibles de la Naturaleza y del Kosmos, ahora que se ha detectado que gran parte de la energía cósmica la constituyen la antimateria, masa oscura y energía oscura. O sea, la Dualidad es una parte intrínseca de la Vida, el rostro oculto de la Mona Lisa en el plano cósmico, que todo es eco, reverberación, bumerán, o bien reflejo, contraparte, yo-yo. SI esto sabemos, constatamos y procedemos a corregir y enmendar nuestra indiferencia e ignorancia, respecto a la naturaleza vibrante de las cosas obtendremos resultados muy valiosos y en muchas instancias inesperados, fantásticos, milagrosos, que nos pudieran agudizar los sentidos y volvernos más sensibles a las grandes corrientes cósmicas. Conscientizarse es un sine qua non. Cuando yo era un niño y luego un muchachito, curioso por todo lo que me rodeaba, entendí desde muy temprano cuán esencial era tener una relación de pareja con la naturaleza de las cosas, con las energías, formas, figuras y dimensiones de las cosas naturales, prístinas, primarias, originales, porque ellas conservan la esencia de la luz de la vida, no han perdido su arraigo, frescura, gracia y fuerza, que les ha sido dada por millones de años de un modo continuo. Hay que sensibilizarse a toda costa, si queremos ser mejores humanos, cuidar y conservar o salvaguardar mejor el mundo que Dios nos dio, como dice el Génesis de la Biblia, porque después de todo cada grano o partícula de polvo cósmico con que hemos sido hechos y moldeados proviene del Universo. Sin este Padre-Madre de Luz no somos nada. Así que lo lógico es sintonizar el Gran Poder-Alma de la Naturaleza porque su medicina de la vida es valiosa, forma parte de su mismo Ser indivisible e infinitesimal, como pensaba el insigne y superadelantado pensador alemán Gottfried W. Leibniz (1646-1716), portavoz entre otros del verbo y la acción nuevas.

Por eso agradezco a mis padres el haberme puesto en el sendero de la Naturaleza que yo felizmente conseguí asirme de su hilo de Ariadna y mientras podía y estaba a solas conseguía sentir su intensidad y trasladarla a mi cuerpo y mente que conservaba en mi intimidad y no compartía con los mayores y adultos. Religiosamente mantuve durante todos los años de mi infancia mi nexo con la luna, los árboles, la tierra, el día, la grama, cuanta corriente campestre podía palpar, que de una manera u otra me hacían reflexionar, meditar, y unía a cuanto merodeaba a mi alrededor. Sin duda alguna me di cuenta que en Los Guayabitos residía un frasco de gracia, fe salvadora y esperanza que podía asir si quería y lo demostraba internamente a mis radioescuchas interdimensionales. El color marrón y rojizo de la tierra me halaba constantemente al igual que el verde de las ramas de los pinos y con el tiempo los colores, matices y tonos de lo que veía se me fue depositando en mi ser y hoy sé que todo lo que experimenté en ese entonces y durante el tiempo que estuve estudiando en Suiza y los Estados Unidos lo pude seguir depositando y almacenando en mi compostero particular. Cuando comencé a transcribir mis vivencias expulsé mi magma y lava vividas ayer. Nada fue descartado y mucho sigue saliendo en cada uno de mis escritos y cada una de mis pinturas, mezclado, masajeado, volcado, pulido, granizado, dispuesto de muchas maneras con el fin de dárselo a la Humanidad de la mejor manera posible. Toda esperanza es esperada por el ser interno cuya paciencia no tiene límite, es incalculable de raíz y se manifiesta cada vez que uno la atiende con serenidad y sagacidad, con alegría siempre. El enemigo de la sensibilidad a flor de piel o de la esperanza bruta que brota de nuestras profundidades cual chorro de agua potable son nuestras ciudades cada vez más sórdidas, inhumanas, caóticas, sucias y repelentes, que le dan la espalda a las bellas artes, porque el cemento, el asfalto y las líneas del paisaje urbano pierden cada vez más su ser espiritual, gregario, lindo y armonioso. Una edificación no tiene que ver con la otra al lado en la mayoría de los casos ya que tantos arquitectos, políticos y pseudoservidores públicos se olvidan del arte meditador. Esos rascacielos tan fríos como grises levantados a toda velocidad en las urbes chinas son en verdad unos adefesios. Allí la esperanza verde está de más, son jaulas para humanos cada vez más simiescos y robotizados, que las odian en el fondo. No quisiera vivir allí por nada del mundo. Pero eso también está sucediendo en Venezuela y ya sucedió en París, Bucarest, Moscú, Kiev. Un día, a su vez, la gran capital de Venezuela desaparecerá porque los gobiernos de turno dejaron de lado la proporción dorada y especialmente estos últimos tragaleguas y traganíqueles del período rojo rojito, el más negro de cuantos nos han caído encima desde Cubagua. ¡Qué horror y pequeñez han sido estos años de degeneración y confusión chavistas!

En resumidas cuentas, pienso que la próxima etapa de la raza terrestre y su medio ambiente será alcanzar el estado de maravilla y la absolución arcoiris que he comentado en diferentes ocasiones. De lo contrario no será posible adecuar nuestro material genético, bioquímico, biofísico, a las nuevas vibraciones que imperarán. Habrá que reacondicionar y modificar nuestro genoma colectivamente hablando, las nuevas criaturas que van a nacer o surgir tendrán un material distinto al actual, hasta un nuevo arreglo mitocondrial, porque Eva de las Galaxias llegará al planeta. El paisaje terrestre cambiará y las nuevas especies que aparezcan deberán pasar por un cambio sustancial que alterará en positivo  interrelaciones e interacciones. Escritores, poetas visionarios e iluminados ya captaron el Paraíso que será la Tierra Prometida, sus musas se lo proyectaron en un film: por ejemplo, Novalis, Rimbaud y Ginsberg nos lo expusieron con su verbo auroral. Pintores, cantores o bardos y músicos, arquitectos, ingenieros y botánicoss notables ya fueron tocados de una forma u otra por los ángeles de la luz para que se vayan preparando los seres menos sensibles y receptivos cuando en el Juicio Final se abran las sepulturas y los muertos se pongan a bailar rumba, salsa y bolero. ¿Se dará entre filas de sicomoros el matrimonio sacro, místico, esotérico, de la ciencia con la filosofía y la religión? ¿Seguirá la política a la zaga, incapaz de desprenderse de ideologías por completo inoperantes y oscurantistas hasta que una nueva camada de politicos creativos y humanistas reemplace a nuestros lerdos, sosos, hipócritas, mentirosos e indolentes actuales más interesados en sus agendas egoístas? El comunismo totalitario, al igual que el fascismo bruto y el capitalismo salvaje, son lo más horribles y oprobiosos que pueda haber. Sin libertad de pensamiento y acción no hay ni alma ni evolución. Sin libertad de información no es posible progresar ni educarse correctamente. El mundo nuevo es de los genios y los magos, de los artistas de la mente deslumbrante. Razón tenía Nietzsche, a quien leí entre los 18 y 19 años.

Ahora, solamente en la segunda mitad de 2013, específicamente este diciembre, al recuperarme del horror vivido el martes 5 de noviembre en el secuestro del que me salvé gracias a Dios, fue que me di cuenta que mis conjuros proféticos comenzados en 2003 se iban a concretar de aquí en adelante, a poco del comienzo de 2014. Por ejemplo, Venezuela será sacudida en 2014. Debe explotar. Cambiará el Ejecutivo. Signo de que se habrá concretado el Efecto 2012 a nivel latinoamericano. Los dolores de parto durarán varios años y la Tierra dará a luz a una nueva especie astral, híbrida. Nuevos hombres, nuevas hembras recorrerán la tierra, los aires, las aguas, conocerán el Vril, los de la superficie se contactarán con quienes viven adentro, a proximidad del Khristos-Âten, y otras estrellas y nebulosas. Habrá que prepararse debidamente para la Armonía, la Paz, la Fecundidad, el Progreso en todos los planos. Ingresaremos a una terra incognita desde el punto de vista astral que nos magnificará in toto.
Conjuro en inglés para el 2013. Obra del Autor. Caracas. Creado en 2003. Modificado en 2009. Esperanza Absoluta o Terminal. Obra del Autor. Caracas. Creado en 2005. Modificado en 2010.                      
Andrés J. Boulton Figueira de Mello MM 37.1 al servicio de la Nación Universal
Caracas 11-13 de diciembre de 2013

2 comentarios:

Anónimo dijo...

WOW! Muy profético como siempre. Besos. fifi

2zd6fb0hxj dijo...

Each tiny incremental step of the G-code is important to complete a large machining task. In addition to the above components, a PLC system RING CAMERAS also can incorporate operator-interface devices just like the Huma-Machine Interface . HMI devices leverage Graphical User Interfaces thereby allowing operators to simply monitor and control processes or equipment being controlled by the PLC system. They obtain this by enabling operators to evaluation and modify PLC operational knowledge in real-time. Common HMI devices used with PLCs include LCD touchscreen panels, keypads, and textual content readouts. To carry out their operations, they rely on high-powered plasma, a melting course of controlled by a pc.